Buscador

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

¡ IDEAS PARA CONSEGUIR EMPLEO !

INTRODUCCIÓN:

Usted o alguno de sus familiares o amigos está buscando empleo? Casi con certeza la respuesta es afirmativa, verdad? Los índices de desempleo se han disparado debido a una serie de circunstancias conocidas de todos, como la recesión económica, que impide el crecimiento de las empresas, la incursión al mercado laboral de nuevos sectores poblacionales, (Por ejemplo, se ha reducido la edad de los aspirantes, por imposibilidad de continuar sus estudios, o por la necesidad de aportar recursos a su familia), la migración campesina y de provincia hacia las ciudades (Que deja sin trabajadores el sector agrario y satura el mercado urbano), el escaso estímulo estatal a la creación de nuevas fuentes de trabajo, la rígida y paternalista ley laboral, etcétera.

Por todo lo anterior es indispensable que le demos la suficiente importancia a la dura labor de buscar un empleo, misión que equivale, ni más ni menos, que a VENDER NUESTRA FUERZA DE TRABAJO.

Eso implica afrontar la tarea con absoluto profesionalismo: el buscador empírico quedará rezagado; el buscador profesional logrará su objetivo.

Esta página contiene algunas ideas básicas que le convertirán en un Vendedor Profesional de sus Servicios, y le permitirán lograr su más preciado objetivo: Obtener un empleo...

CAPÍTULO I

CÓMO PREPARARSE:

Antes de lanzarse a la calle a repartir hojas de vida prográmese siguiendo estos sencillos pasos:

1°-. CONOZCA SU PROPIO "PERFIL":

Analice concienzudamente, ojalá en compañía de su familia, los puntos siguientes. Responda con sinceridad y objetividad a cada uno de ellos, y anótelos para obtener una idea clara e imparcial de usted mismo:

  • PREFERENCIAS: Quienes desempeñan labores que son de su agrado, obtienen rendimientos muy superiores al promedio normal.

  • APTITUDES: Funciones en las que se desempeña mejor o para las cuales ha recibido formación específica o posee aptitudes naturales.

  • CONOCIMIENTOS ESPECÍFICOS: Serán los mismos que debe resaltar en su hoja de vida, y definen el tipo de cargo para el cual debe aplicar.

  • EXPERIENCIA LABORAL: Lo mismo que en el punto anterior.

  • LIMITACIONES: Analice su disponibilidad de horarios, disponibilidad para trabajar en un sitio diferente al inicial, o para viajar constantemente, posibilidad para trabajar en horarios no convencionales, etcétera.

2°-. CONOZCA EL "PERFIL" DEL CARGO:

Analice el Perfil del cargo para el cual piensa aplicar, y cerciórese de que se acomoda a su propio perfil. No pierda tiempo tratando de ubicarse a la fuerza en una ocupación que no es para usted: es muy probable que no obtenga el empleo, y si lo logra, posiblemente ni usted ni su patrón quedarán satisfechos, lo cual de ninguna manera le garantizará estabilidad.

3°-. CONOZCA LA EMPRESA:

Investigue todo lo que pueda sobre la Empresa para la cual aplicará. Esto le permitirá un mejor desempeño en la entrevista personal, y le ayudará a prepararse para los exámenes de selección. Esto incluye, naturalmente, una cuidadosa selección de las empresas que podrían brindarle un empleo. Utilice para ello todas las fuentes disponibles, como las oficinas gubernamentales de Empleo, instituciones como el SENA, directorios, periódicos, Internet, y otros.

4°-. PREPÁRESE PARA LOS EXAMENES DE SELECCION:

La selección, contratación y administración de recursos humanos, o personal, es una ciencia que desplazó hace mucho los métodos de antaño, cuando el patrón, sin importar cuáles fueran sus conocimientos en este campo, entrevistaba y seleccionaba a sus empleados con criterios meramente empíricos, o basándose simplemente en la primera impresión: si usted le simpatizaba, quedaba contratado, si no: a continuar su camino. Por ello ahora usted se enfrentará a un sinnúmero de entrevistas, exámenes de conocimientos generales, de aptitud, de conocimientos específicos, etc. que definirán su suerte laboral. ¿Recuerda cuando era chico y pasaba largas horas frente a sus cuadernos y textos preparando el examen del día o la semana siguiente? Pues bien, póngale seriedad al asunto y tómese todo el tiempo necesario para prepararse. Repase sus conocimientos, aficiónese a la lectura, converse con quienes desempeñan cargos similares o con empleados de la empresa para la cual aplicó, consulte las enciclopedias, lea los diarios, sáquele provecho al Internet, y en pocas palabras esfuércese por actualizarse y superarse. Esto será un enorme capital que podrá usar en su futuro: no lo desaproveche. Además es una mejor forma de invertir el tiempo y le evitará caer en el "Síndrome del Desocupado".

CAPÍTULO II

ELABORANDO LA "HOJA DE VIDA":

Si usted leyó y puso en práctica el capítulo anterior, a estas alturas ya estará seguro del cargo que debe buscar, y las empresas en donde podrá aplicar. Ahora le espera otra labor, no menos importante: Preparar su Carta de Presentación y su Hoja de Vida, con las cuales se dará a conocer e intentará convencer al empleador de que Usted es la persona más indicada. Si lo logra, recibirá vía libre para el siguiente paso. Si falla, tendrá una oportunidad menos de emplearse. Le parece poco?

Estos son algunos consejos prácticos que deberá tener en cuenta al preparar y presentar su "Hoja de Vida":

LA CARTA DE PRESENTACIÓN:

Es la carta con la cual Usted presenta su Hoja de Vida, y hace saber al posible empleador, que está interesado en prestarle sus servicios. Podemos decir que esta es la llave que le permitirá franquear la primera de numerosas puertas. Esmérese en su preparación y tenga en cuenta los siguientes aspectos:

  • Personalice la carta de presentación: Olvídese de las fotocopias o de las cartas genéricas: Diríjala a una persona en concreto, nunca "A quien Interese" o a "Empresa ACME Co."

  • Use un estilo "formal" y serio, respetuoso, claro y conciso, sin "meloserías", sin metáforas, y sin excederse en elogios ni hacia el empleador ni hacia su propia persona. No caiga tampoco en el otro extremo: que su carta no se asemeje a una notificación judicial! Recuerde que la naturalidad es el mejor estilo.

  • Que su carta sea breve: No la convierta en la repetición de la Hoja de Vida. La Carta de Presentación no debe ocupar más de una página.

  • Cite claramente en ella la razón o razones principales (No demasiadas) por la cual usted cree que podrá desempeñar el cargo solicitado y serle útil a la empresa.

  • Destaque uno o dos puntos principales de su Hoja de vida, sin hacer de ello un discurso.

  • Cuide mucho el formato: No mezcle varios tipos o tamaños de fuentes, deje márgenes y espacios amplios, seleccione un papel adecuado, ojalá fino, que mejore la presentación. No use papel de colorines: eso déjelo para las cartas íntimas y personales.

  • Use fuentes legibles, evite las muy elaboradas y no utilice tamaños de fuente minúsculos, (Que pueden cansar y dificultar la lectura) ni demasiado grandes.

  • Utilice siempre un Computador y una buena impresora. No use máquina de escribir.

  • No permita borrones, enmendaduras o manchas. La presentación debe ser impecable.

  • Mucho ojo con la ortografía y la construcción gramatical: Ellas causan una profunda impresión, favorable o negativa, en el destinatario.

  • Refleje seguridad y confianza en Usted mismo, sin mostrarse soberbio o pretencioso. No use términos ambiguos o que denoten baja autoestima.

  • Si no se siente seguro para la elaboración, bien sea por que desconoce las normas de estilo, o porque no es hábil digitador, asesórese de alguien idóneo.

  • Finalmente, use una forma de cortesía breve para despedirse y estampe su firma.

LA HOJA DE VIDA:

En cuanto a formato, estilo y diseño, aplique los mismos parámetros que aplicó para la Carta de Presentación. Tenga en cuenta además los siguientes consejos:

  • Sea breve. La Hoja de Vida no debe ser una autobiografía! Trate de resumirla en dos o tres páginas.

  • Igual que en la carta de presentación, personalice su Hoja de Vida, es decir edítela de acuerdo a las circunstancias. No es lo mismo la Compañía "A", que la Empresa "B". Que su H. de V. no de la impresión de ser "Genérica". Lógicamente, debe ser ORIGINAL, nunca fotocopia.

  • Sea absolutamente sincero y veraz en lo que diga. Nunca, por ninguna circunstancia mienta. Recuerde que las mentiras siempre se descubren, y si le sorprenden en una, así sea pequeña o piadosa, su H. de V. irá directo al cesto de basura. Peor aún, si le descubren después de contratado, esa será una razón legal justa para despedirlo!

  • Destaque lo que puede interesarle a la Empresa para contratarlo, tanto en lo correspondiente a su capacitación, como en su experiencia laboral. Si Usted aplica para el cargo de Auditor de una entidad Bancaria, a su futuro patrón le interesará poco ese curso intensivo de Cocina Francesa que tomó antes de ir a la "U", y posiblemente no le haga gracia leer que en su niñez se desempeñó con mucha eficiencia vendiendo goma de mascar en su colegio. Estos datos puede dejarlos como anécdota para la entrevista personal.

  • En el ítem "Formación Académica" o "Estudios Realizados" comience desde el nivel más alto. Por ejemplo, Postgrados, especializaciones, Maestrías. No olvide anotar el nombre de cada institución y la fecha en que obtuvo el respectivo grado.

  • Si desea citar seminarios, cursillos o congresos, hágalo solo con los que tengan relación directa con su profesión o con el cargo para el cual aplica. No gaste tiempo con aquellos de poca duración o importancia, o aquellos dictados en instituciones poco conocidas, que no agregan nada positivo a la impresión que el seleccionador se hará de Usted. No tiene presentación que un Neuro Cirujano mencione su curso de primeros auxilios con los Boy Scouts!

  • En lo referente a su historia laboral, comience cronológicamente, del último o actual empleo, hacia atrás. Destaque los que tengan mayor relación con el cargo solicitado. No olvide colocar el nombre completo de la empresa, de su jefe directo, (o la persona encargada del personal) la dirección y números telefónicos. Facilite la verificación de referencias. Omita aquellos cargos desempeñados en empresas ya desaparecidas o aquellos que no puedan ser verificados.

  • Recuerde que al Seleccionador no le hará buena impresión encontrar que Usted ha saltado de empleo en empleo, como picaflor, (Eso puede reflejar inconstancia y despertar sospechas respecto a su aptitud y actitud laborales) y menos aún si ha desempeñado cargos de diversa categoría. (Profesión: "todero"?) Tampoco le agradará encontrar intervalos largos de vacancia entre uno y otro empleo. Así que si ese es su caso, asegúrese de explicar muy bien las razones.

  • Al colocar la "causa del retiro" de empleos anteriores sea sincero y concreto. Por ejemplo, si Usted se retiró de la Empresa "Z" porque obtuvo un mejor empleo en la Empresa "Y", no se limite a colocar "Retiro Voluntario": coloque mejor: "Por ingreso a "Y". Así quedará claro que su retiro se debió a que encontró una mejor oportunidad, y eso cualquier Administrador de Personal lo entenderá.

  • Anote claramente el cargo al cual aspira, de acuerdo a sus aptitudes, capacitación y experiencia.

  • No ovide anotar el salario o monto de honorarios, según el caso, a que aspira. Ese valor debe ser acorde con el mercado de trabajo (Oferta, demanda, promedio de remuneración del cargo) Si Usted pide demasiado, por muy buenas que sean sus referencias, capacitación, etc. corre el riesgo de sobrepasar los límites salariales de la empresa y de ser rechazado. Si pide una suma muy por debajo de los promedios, despertará suspicacias y demostrará muy poca autoestima, lo cual de ningún modo es punto a su favor. Trate de enterarse cual es el nivel salarial del cargo en esa empresa, y aplique con una suma similar.

  • No aplique para cargos para los cuales no está capacitado o cuyo perfil sea incompatible con el suyo. Usted puede tener muy buenas intenciones, y es muy cierto aquello de que si uno se lo propone puede realizar cualquier cosa, pero esas consideraciones desafortunadamente no se aplican en la selección.

  • Tampoco aplique para cargos para los cuales Usted esta sobrecapacitado , caso frecuente en las épocas de recesión y desempleo. Si Usted es un Ingeniero Civil y aplica para llenar una vacante de operario en una factoría, el seleccionador presumirá que solamente busca cubrir una necesidad inmediata, solucionar una crisis, y que no se sentirá a gusto en un cargo tan inferior, lo cual afectará su rendimiento, además de que solo estará de paso, mientras obtiene un empleo mejor. Y lo peor es que tendrá toda la razón! A no ser que en esa empresa concreta tenga posibilidades reales de promoción a cargos superiores, o que exija tradicionalmente que sus empleados hagan carrera desde las posiciones inferiores, ni a usted ni a la empresa le conviene su contratación. Antes de aplicar cerciórese de que está al mismo nivel exigido para el cargo.

  • Siguiendo con la idea anterior, no aplique para "Cualquier cargo disponible" ni coloque en Aspiración Salarial algo así como "El asignado" . Esas ambigüedades no harán buena impresión.

  • Recuerde que tanto Usted como todas aquellas personas que colocó como referencias personales, familiares y laborales, deben ser lo más fácilmente localizables que sea posible. Por ello coloque direcciones completas y al menos dos números telefónicos en cada caso. No se haga invisible! Si el único teléfono que usted colocó para que se le informe el resultado de su aplicación no funciona, o no hay quien conteste, ningún seleccionador se matará buscando en el directorio como conseguirlo! (¡ Y por Favor: que no conteste su contestador automático!!!!) Si tiene FAX o E-Mail, anótelos. Respecto a sus referencias, compruebe antes si no ha habido cambios en los números telefónicos o en las direcciones de ellos.

  • No anexe a la H. de V. fotocopias de sus documentos, diplomas, constancias, ni tampoco referencias escritas, a no ser que la Empresa lo exija expresamente. Tenga listos todos esos documentos, y sus originales, para la entrevista: es posible que se los soliciten.

  • Anexe a su H. de V. una fotografía reciente y original. Utilice el formato común para documentos, y cuídese que ésta sea de buena calidad, que tenga una buena definición, etcétera. La fotografía ayudará a crear una primera imagen suya.

  • Finalmente, nunca use formas preimpresas para su Hoja de Vida, a no ser que sea una exigencia obligatoria. Algunas empresas convocan diciendo: "presentarse con hoja de vida en forma XXX", pero normalmente lo hacen solo para facilitar a los aspirantes su presentación. Reciben sin embargo Hojas de Vida Personalizadas, y estas dan una mejor imagen. En caso de que definitivamente sea obligatorio el uso de las formas preimpresas, diligénciela con letra clara, sin borrones ni manchones y sin omitir ninguno de los datos solicitados.

  • No doble su hoja de vida. Preséntela en un sobre del tamaño adecuado, y preferiblemente empastada o en una carpeta de presentación.

CAPÍTULO III

LA ENTREVISTA PERSONAL:

Bueno, si usted fue citado a Entrevista Personal.... ¡¡ Felicitaciones!! Ya ha recorrido una buena parte del camino, pero le espera el trayecto que definitivamente definirá su aceptación o rechazo.

Por eso es tan importante prepararse como para participar en la Olimpiada: Física, Mental y Anímicamente! La entrevista personal tiene como objeto permitirle al seleccionador o administrador de personal conocer a los candidatos, verificar su primera impresión, (la que se hizo con la Carta de Presentación y la Hoja de Vida), constatar la información recibida de usted, y en general, asegurarse de que usted posee el perfil adecuado y es la persona más indicada para llenar la vacante.

Sin embargo no debe sentirse amedrentado por ello. Como en todas las batallas y justas humanas, conociendo algunos principios sencillos y de fácil aplicación podrá salir victorioso, con la medalla de oro al cuello. (Bueno, más bien con el contrato en su portafolios)

Estos son los principios básicos para enfrentar la Entrevista Personal:

  • Preséntese muy puntual. Como la citación a la entrevista por lo general se hace con suficiente anticipación, asegúrese de conocer bien el lugar, (No siempre es el mismo en donde dejó su H.de V.) las rutas, las condiciones del tráfico, y demás. Calcule su arribo con diez o quince minutos de anticipación, para sortear eventuales complicaciones en el desplazamiento. Es preferible llegar con mucha anticipación y gastar el tiempo sobrante tomando un café o leyendo el diario en un sitio muy cercano al de la cita, que llegar dos minutos tarde. Preséntese en la oficina convenida a la hora exacta o unos cinco minutos antes. Ningún entrevistador le aceptará la disculpa de que el tránsito estaba terrible, o que se desinfló una llanta, y menos que tuvo que ir primero a dejar los chicos en la escuela. Ninguna, óigase bien, ninguna disculpa es válida para llegar tarde a la entrevista.

  • Esmérese en su presentación personal. Debe dar una impresión de pulcritud en su traje y en su persona.

  • No asista con vestidos estrafalarios, o muy llamativos, joyas, o adornos excesivos. Su apariencia debe ser formal y discreta. Evite las prendas informales, como el Jean y ni se le pase por la mente presentarse en Bermudas y Camiseta, o con la más atrevida de sus minifaldas y esa linda y sexi ombliguera que estrenó el verano pasado.

  • No abuse de los perfumes o lociones. Son incomodísimos, distraen y no hacen buena impresión. Si los usa, que sean finos y muy discretos.

  • No llegue cargado con una maleta de viaje. Lleve solamente los documentos esenciales.

  • No abuse del maquillaje. Pondrá al seleccionador en trabajos pensando que habrá debajo de la máscara.

  • Salude con naturalidad, sin mucha efusividad y sin servilismo. Recuerde las normas de urbanidad y ajústese a ellas. Espere a que el entrevistador le extienda la mano, antes de ofrecerle la suya, a no ser que usted sea una dama. En ese caso usted debe ofrecer la mano al entrevistador, suponiendo que éste sea un caballero.

  • Por ningún motivo emplee expresiones vulgares ni palabras soeces, cuide su lenguaje.

  • Siéntese cuando se lo indiquen y relájese.

  • No se le ocurra fumar en la entrevista!!!

  • No se presente comiendo o mascando goma.

  • Mucho menos pida prestado el teléfono y menos aún el baño!

  • No trate de "Tu" al entrevistador. Recuerde que está en una entrevista formal, no en una tertulia con sus amigos.

  • Responda de manera clara y concisa a las preguntas, sin irse por las ramas.

  • Incluso, aunque normalmente el entrevistador tratará de darle suficiente confianza y de "romper el hielo" pidiendole que le relate libremente algún aspecto aparentemente informal, no se extienda demasiado. Use un lenguaje claro, no sea "sobrador" y no emplee palabras rebuscadas.

  • No se sorprenda por preguntas que aparentemente no tienen relación con el empleo. Si el entrevistador le pide, por ejemplo, que hable de su familia, está tratando de hacerse a una imágen personal de usted, muy importante al elegir un candidato. Respóndale claramente, con naturalidad, (Siempre, siempre!) sin entrar demasiado en intimidades ni caer en el campo de la chismografía. ("La tía Paquita ya lleva tres matrimonios, y eso que es bastante fea, la pobre, y bla, bla, bla ...")

  • Igual que en su H. de V. haga hincapié en aquellos puntos fuertes, que tengan directa relación con el cargo y/o las actividades de la empresa, y que son los "Ganchos de venta" de su imagen. Omita, o deje para el final y sin extenderse demasiado, aquellos que no tienen mucha relevancia.

  • Muestrese seguro de sí mismo: No implore, no ruegue, no le cuente la amarga situación que está viviendo.... Sea positivo, hable de sus logros, haga notar con cierta discreción sus virtudes, pero no se dedique solo a alabarse ni se muestre autosuficiente o engreído.

  • No pretenda "sobrar" al entrevistador, ni superarlo en conocimientos, (O por lo menos no lo demuestre) no lo interrumpa, ni lo corrija, no entre en polémicas, espere que él lleve el ritmo de la entrevista. Eso no significa que su actitud deba ser pasiva, sino que debe ajustarse a la velocidad de su eventual contertulio. No se rezague, pero tampoco lo obligue a correr tras de usted.

  • No pretenda convertirse usted en el entrevistador, acosándodolo con preguntas: "Y Cuánto pagan? y que toca hacer? A qué hora es la entrada? y la Salida? y etc, etc."

  • Normalmente despues de que el entrevistador considera que ya se ha formado una imagen clara de usted, le hablará de la empresa, del cargo, de la asignación salarial y demás aspectos pertinentes. Muéstrese sinceramente interesado: ahora es el momento para formular preguntas, preferiblemente de tipo general, y que demuestren que el tema es de su agrado.

  • Muchos administradores de personal finalizan con una pregunta como esta: Ahora que ya conoce nuestra compañía y el cargo vacante, por qué cree usted que es la persona indicada?

  • Si usted puede responderla satisfactoriamente, es porque realmente se ha preparado, y posiblemente acaba de triunfar en esta escaramuza.

CAPÍTULO IV

LOS EXÁMENES!

Cada empresa aplica sus propios criterios respecto de los exámenes de admisión. Algunas incluso consideran suficiente la entrevista y el historial laboral y académico. Otras en cambio, practican varios exámenes, que pueden ser de conocimientos generales, aptitudes específicas, pruebas de destreza o test de personalidad. Lo anterior puede tener relación directa con la categoría del cargo: una empresa puede aplicar varios exámenes para un cargo específico, y omitirlos para otro. No existe, entonces, un parámetro definido sobre el cual aconsejarle, pero existen algunos puntos comunes que pueden ayudar:

  • El examen de conocimientos generales mide su nivel cultural. Puede asemejarse mucho a las pruebas de admisión de algunas universidades o institutos técnicos superiores. Por lo general es un exámen corto, con preguntas relacionadas con las materias de la educación secundaria y temas de actualidad. Generalmente no se emplea este exámen para cargos de nivel superior. Además de repasar sus conocimientos generales, lea la prensa, vea los telenoticieros, socialice, navegue por el Internet.

  • Los exámenes de aptitudes específicas, estan relacionados directamente con el cargo vacante. Así si usted aplicó como digitadora, tendrá que mostrar su destreza en el ordenador. Para prepararse en este caso, practique, y actualícese. No podrá competir favorablemente si solo conoce el Word Star. ¡Póngase al día!

  • Un exámen de aptitudes también es posible que no se relacione directamente con su profesión, aunque si con el cargo vacante. Por ejemplo, si usted es Bacterióloga, y aplica para la dirección de un Laboratorio Clínico, en donde tendrá a su cargo un grupo de profesionales y auxiliares, al administrador de personal le interesará conocer sus aptitudes de dirección, evaluará su "don de mando", iniciativa, creatividad, relaciones públicas, y otras características similares. Es poco probable que la haga sentar frente al microscopio o la centrífuga.

  • Las pruebas o test de Personalidad, Pruebas de C.I., razonamiento abstracto y otras, se aplican a cargos de nivel superior, y posiblemente usted las conoció en la Universidad. Varían mucho, según el criterio del examinador y las condiciones o "Perfil" del cargo.

  • Como norma general, al presentar cualquier exámen, lea primero las Instrucciones completamente. Asegúrese de entenderlas, y solo después comience a desarrollar el test.

  • Elija y resuelva primero las cuestiones más sencillas, Ello le evitará perder tiempo, (Muchas pruebas tienen un límite) y además hará un saludable efecto psicológico en usted, al darle confianza y seguridad y permitirle relajarse.

  • Piense siempre antes de responder. No trate de adivinar las respuestas.

  • Evite los borrones y enmendaduras. De ser posible, use un lápiz que le permita rectificar un error.

  • No olvide llenar los espacios destinados a sus datos personales y firmar el examen si éste lo indica.

CAPÍTULO V

CUIDADO! SU PEOR ENEMIGO AL ACECHO! :

No quisimos finalizar este tema sin prevenirle: Si usted está desempleado, hay un enemigo mortal siguiéndole los pasos. El es paciente, ataca sin que podamos verle, es persistente, dispone de todo el tiempo del mundo, y cuenta con las más sofisticadas y traicioneras armas para destruirlo: Utiliza su propia mente, la suya, no la de él, para atacarle. Recoge sus temores, sus complejos, sus debilidades, sus flaquezas, y con ellas fabrica una bomba de tiempo letal que usted podrá detonar en una especie de ritual autodestructivo, como un kamikaze, pero sin honor.

Ese enemigo es el "SÍNDROME DEL DESEMPLEADO"

Analicemos cuidadosamente al enemigo para poder derrotarlo. Esta sí es una guerra real. No es un simulacro.

Suena como a película de terror, verdad? Parece exageración, metáfora, hipérbole! Pues no. Veamos en que consiste.

Indudablemente el Trabajo , es mucho más que una simple actividad remunerada. Es una forma de vida. El nos proporciona la remuneración o los ingresos indispensables para nuestra subsistencia, y también nos permite sentirnos útiles y mirar hacia adelante con cierta seguridad. Nos amarra con horarios a veces rigurosos, pero nos proporciona una disciplina y unos hábitos regulares, que significan "Orden" , lo contario de "Caos" . Nos restringe algunas actividades sociales, (en horas laborales), pero nos permite la socialización y la interacción con muchas personas afines, y además nos proporciona los medios para disfrutar de un merecido descanso. Es una fuente inagotable de conocimientos y experiencias, es el motor que mueve la sociedad, el que genera el progreso y la ciencia, el que fomenta la tecnología, el que nos llevó alguna vez a salir de las cavernas, combatir el medio hostil, imponernos a él y convertirnos en la especie dominante de la tierra, a pesar de que físicamente existían y existen, criaturas mejor dotadas. Podríamos llenar páginas y páginas describiendo lo que es el trabajo, pero ya lo definimos con tres palabras: Una forma de vida.

Siendo tan importante, ya puede suponerse lo que ocurre cuando terminamos nuestra primera etapa, es decir la capacitación, (Capacitación laboral, por supuesto) y salimos con el Diploma bajo el brazo confiados en poder entrar al siguiente nivel, o cuando perdemos el empleo, si ya no somos principiantes, y nos convertimos automáticamente en desempleados.

En la primera etapa, es decir en la etapa de la "infección" el síndrome no presenta síntomas. Por el contrario, en ocasiones puede parecer agradable disponer de más tiempo libre, pasear, ir al cine, visitar a los amigos. Esta etapa dura poco. Apenas lo necesario para descubrir que el dinero comienza a agotarse en forma inversamente proporcional a las facturas y cuentas por pagar. Casi todo nuevo desempleado pasa por una etapa, un poco fingida, de optimismo, pretendiendo convencerse y convencer a los demás que el problema es solo cosa de tiempo: "Juanita salió de la empresa y a los quince días consiguió un empleo mucho mejor...." o "Estoy pensando en algún negocio para invertir mis ahorros. (o Cesantías, etc).

Pero pasan los días, se van agotando las posibilidades, (Primero los familiares y amigos influyentes, despues los "conocidos" luego los amigos de los "conocidos") y de pronto nos encontramos leyendo con ansiedad todos los avisos de la prensa y enviando hojas de vida a diestra y siniestra.

La enfermedad, que es progresiva, comienza a presentar otros síntomas más fuertes: a medida que vamos gastando los ahorros, comenzamos a perder el optimismo inicial y a preocuparnos seriamente. Un síntoma adicional, muy frecuente es el endeudamiento: comenzamos a usar las tarjetas de crédito para solicitar avances en efectivo, o a pedir "prestado" a familiares y amigos de confianza. Las cuentas suben, el dinero disponible baja. El síndrome sigue avanzando....

En la medida en que acumulamos fracasos, entrevistas fallidas, hojas de vida sin respuesta, llamadas que no llegan, comenzamos a perder la seguridad en nosotros mismos y por consiguiente la autoestima. Nos sentimos humillados, ineptos, perseguidos por la mala fortuna, nos comenzamos a convertir en paranoicos, a creer que todos nos "miran mal", nos persiguen o nos eluden. En realidad, somos nosotros los que empezamos a eludir a los demás. No queremos que nos vean en mala situación económica, nos ofende pensar que crean que los buscamos para pedirles algún favor, nos molesta verles tomar un cierto aire paternal al aconsejarnos, o un cierto aire de superioridad al preguntarnos por nuestra situación. No toleramos que nos hablen de sus éxitos... Por qué? Sencillo: nos sentimos fracasados.

Y no hay peor invitación al fracaso que sentir que hemos fracasado. De aquí en adelante, la enfermedad ya se ha declarado abiertamente, sus variados síntomas nos acosan y podemos comenzar una vertiginosa carrera descendente.

Perdemos el orgullo.

Es cuando ya no nos interesa nada. Nos estamos acostumbrando a la situación. Estamos aceptando el fracaso como algo irremediable, lo cual equivale a un suicidio moral.

Dejamos de luchar.

Postergamos...... "Mañana iré a conversar con Pepe, que es muy influyente y tiene buenos contactos.."

Buscamos disculpas......"Es que no tengo dinero para las fotos"

Le achacamos toda la responsabilidad a factores externos...... "Es que este gobierno si acabó con todo"..........

Nos conformamos........ "Bueno, al menos sé que hay otros en peores condiciones...."

Esperamos milagros........ En vez de tomarnos las fotos para la H. de V. compramos la Lotto......

Nos descaramos...... "El almuerzo donde Luis, la cena donde Matilde y Pedro que me "preste" algo de $$$"

Perdemos la voluntad............ "Bien, que sea lo que sea...."

A grandes rasgos así cursa este Síndrome del Desempleado. Con agravantes, en algunos casos, como aquellos que se refugian en el alcohol o en las drogas, o como aquellos que deciden tomar el camino más fácil y delinquir, etc.

Por fortuna, si conocemos la enfermedad, si sabemos detectar a tiempo sus primeros síntomas, podemos curarnos con mucha facilidad.

La terapia milagrosa se llama Voluntad. Voluntad para luchar, voluntar para hacer frente a la adversidad, voluntad para perseverar, voluntad para conservar la autoestima y el orgullo....

Y como parte del tratamiento, combatir los síntomas:

Contra el optimismo inicial y contra el pesimismo posterior: Realismo .

La situación está dificil, y por eso mismo es necesario luchar sin pausa. No llegará un milagro, no nos vamos a ganar la Lotto, no vamos a encontrar un yacimiento petrolero escarbando en el Jardín, Bill Gates nos nos va a heredar parte de sus acciones. Pero tampoco existe la "mala suerte", nadie nos hizo brujerias, ni nos "Hechó la sal", ni la culpa es del gato negro que se cruzo en nuestro camino. ¡Dejemos de soñar y comencemos a actuar!.

Contra la pérdida de la seguridad, la autoestima y el orgullo: Dignidad.

Eso implica no rendirnos, no abandonarnos y para lograrlo nada mejor que la Actividad: en lugar de quedarnos en casa maldiciendo o de salir al parque a asolear nuestras cuitas, emprendamos alguna actividad útil, sin perder de vista el objetivo principal. Podemos leer, capacitarnos, adquirir nuevos conocimientos o actualizarnos profesionalmente. Investiguemos, localicemos todas las fuentes posibles de información que nos permitan conocer el actual mercado laboral, vacantes disponibles, instituciones gubernamentales y privadas que presten asesoría o permitan inscribirse en las listas de candidatos, empresas de empleo temporal, Bolsas de empleo, Asociaciones Gremiales o Profesionales, etcétera. Si podemos organizar alguna actividad lucrativa mientras se definen nuestras solicitudes, esto nos hará sentir útiles, nos mantendrá ocupados y disciplinados y a la vez nos puede proporcionar algunos ingresos para costearnos la busqueda de empleo. (Conseguir empleo no es barato!) El tipo de esta actividad depende de nuestra profesión y puede ser desde hacer trabajos en el computador, hasta dictar clases particulares, o asesorar la elaboración de tesis. Con un poco de imaginación, esto podría ser un salvavidas mientras logramos llegar a tierra firme.

Combata el síndrome con valentía, no se aisle, visite a sus amigos, parientes y excompañeros. De allí podria surgir una oportunidad en cualquier momento. No se sienta culpable: para ello lo mejor es mantenerse siempre en busca del objetivo. Explore todas las posibilidades posibles y sea constante y paciente. Cultive su autoestima, convénzase de que usted perdió su empleo, no sus cualidades ni sus capacidades, y que estas cualidades y capacidades le conducirán sin duda a obtener un nuevo trabajo.

Esperamos sinceramente que este manual de ideas para conseguir empleo le sea de utilidad. Consúltelo cuantas veces sea necesario, y aplique todos los puntos en su próxima aplicación.

Y otra cosa: suministre a sus amigos la dirección de esta página!

¡Buena Suerte!

Articulo original de AIPH.Ltda

Derechos Reservados®